Equipos de atención de emergencias en túneles carreteros

El objeto del presente artículo es analizar la figura de los Equipos de Atención de Emergencias en túneles carreteros, tanto desde el punto de vista normativo, como técnico y operativo.

Estos Equipos de Atención de Emergencias en túneles carreteros, desarrollan una labor poco conocida, pero muy importante a la hora de solventar de manera rápida (Dentro de los 10 primeros minutos desde que se produce un incendio en el interior de un túnel), segura y eficaz, las diferentes incidencias o situaciones de emergencia que puedan suceder dentro de los túneles, evitando así que dichos incidentes evolucionen desfavorablemente en siniestros graves, y peor aun provocando víctimas mortales.

Además de la rápida respuesta e intervención ante los posibles incidentes o emergencias que se puedan dar en el interior de los túneles, también se debe mencionar la importante labor preventiva que realizan estos Equipos de Atención de Emergencias, la cual cabe destacar que es la principal y mayoritaria. Generalmente los agentes de estos equipos, son los encargados de llevar a cabo el mantenimiento preventivo de los diferentes sistemas de seguridad y protección contra incendios con los que cuenta el túnel.

Así mismo, en determinados túneles, también son los responsables de realizar el control previo a la entra en el túnel de vehículos pesados, de mercancías, autobuses…etc., y en el caso concreto de transportes de materias peligrosas, realizarán la escolta de los mismos a su paso por el túnel, así como una inspección previa del vehículo, con objeto de detectar posibles anomalías en el vehículo o su mercancía, las cuales una vez dentro del túnel podrían generar una situación de emergencia (Fugas o daños en la mercancía, puntos calientes en motor o frenos…etc.). Desde el punto de vista normativo, la existencia e implantación de los Equipos de Atención de Emergencias en túneles carreteros, está regulada por:

  1. El R.D. 635/2006, del 26 de mayo, sobre requisitos mínimos de seguridad en los túneles de carreteras del Estado, el cual, en su Anexo I, punto 3 (Medidas relacionadas con la explotación), dice textualmente que “la explotación debe estar organizada y disponer de los medios adecuados de forma que se garanticen la continuidad y seguridad del tráfico a través del túnel. El personal que participe en la explotación, así como los servicios de emergencia, recibirán una formación adecuada, tanto inicial como continua”. Así mismo, más adelante, cita de nuevo textualmente que “en túneles bidireccionales importantes con gran volumen de tráfico, se determinará, mediante un análisis de riesgo conforme al Artículo 11, si deben situarse servicios de emergencia propios en el centro de control”.

    El citado Artículo 11, establece que “el análisis de riesgo de un túnel deberá tener en cuenta todos los factores que afectan a la seguridad, en particular, la geometría del túnel, el entorno, el equipamiento, las características del pavimento y el tráfico, y el tiempo de llegada de los servicios de emergencia”.

  2. Por otra parte, el R.D. 393/2007, de 23 de Marzo, por el que se aprueba la Norma Básica de Autoprotección, establece en su artículo 2, que las disposiciones de este real decreto se aplicarán a todas las actividades comprendidas en el anexo I de la Norma Básica de Autoprotección. Y de esta manera, el apartado 1.b) de dicho Anexo I, cita a las actividades con reglamentación sectorial específica, y dentro de estas, a los túneles de la red de carreteras del Estado, según el R.D. 635/2006.

    Del mismo modo, el R.D. 393/2007, de 23 de Marzo, por el que se aprueba la Norma Básica de Autoprotección, define el Plan de Autoprotección como el sistema de acciones y medidas adoptadas por los titulares de actividades públicas o privadas, con sus propios medios dentro de su competencia.

  3. Por último, la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, en su Artículo 20: Medidas de emergencia, establece que “el empresario, teniendo en cuenta el tamaño y la actividad de la empresa, así como la presencia de personas ajenas a la misma, deberá analizar las posibles situaciones de emergencia y adoptar las medidas necesarias en materia de primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores, designando para ello personal encargado de poner en práctica estas medidas y comprobando periódicamente, en su caso, su correcto funcionamiento. El citado personal deberá poseer la formación necesaria, ser suficiente en número y disponer del material adecuado, en función de las circunstancias antes señaladas”. 

Desde el punto de vista técnico y operativo, en aquellos túneles en los que el pertinente análisis de riesgo lo estime oportuno, los Equipos de Atención de Emergencias, resultan imprescindibles para poder atender, mitigar o contener un incendio o situación de emergencia que se pueda dar dentro de un túnel, dentro de los 10 primeros minutos desde que se origina dicho incendio o situación de emergencia.

En todo caso, las experiencias europeas demuestran que este tipo de Equipos de Atención de Emergencias, han de contar con formación y equipamiento específico, así como con entrenamiento periódico en la atención y resolución de incidentes y emergencias en el interior de los túneles.

En términos generales, se considera que un Equipo de Atención de Emergencias en túneles carreteros, con una dotación de tres-cuatro efectivos bien entrenados y equipados, son dotación suficiente para desarrollar una primera intervención (Salvamento y extinción), durante los 10 primeros minutos, ante un incendio de 15-20 Mw en el interior de un túnel. Ante un incendio de mayor potencia, las tareas principales de dicho equipo se deberán centrar en el salvamento, la mitigación y control de propagación del siniestro, necesitando obligatoriamente apoyo de recursos externos para la resolución efectiva y completa del mismo.

En España, encontramos equipos de Atención de Emergencias en los siguientes túneles carreteros:

  • Túnel Hispano-Francés de Somport.
  • Túneles de Madrid Calle 30.
  • Túneles de Guadarrama (AP-6, Abertis).
  • Túneles de la AP-1 en Guipúzcoa (Bidegi).

En Europa, también encontramos numerosos ejemplos de Equipos de Atención de Emergencias en túneles carreteros, principalmente en la Cordillera de los Alpes:

  • Túnel del Mont-Blanc.
  • Túnel del Frejus.
  • Túnel Grand Saint Bernard.
Personal del Equipo de Atención de Emergencias del Túnel de Somport realizando ejercicios de rescate en accidentes de tráfico dentro del túnel.

Formación de los Equipos de Atención de Emergencias en Túneles:

Teniendo en cuenta las competencias generales de las personas que integran los Equipos de Atención de Emergencias en túneles, la formación de los mismos deberá desarrollarse conforme al Real Decreto 907/2013, de 22 de noviembre, por el que se establece el título de Técnico en Emergencias y Protección Civil y en el que se fijan sus enseñanzas mínimas.

De este modo, toda persona que se postule para formar parte de los Equipos de Atención de Emergencias en un túnel, deberá contar con este título, el cual garantiza que estará formado y cualificado para desarrollas las siguientes competencias:

Intervenir operativamente, cumpliendo con las normas de seguridad, en emergencias provocadas por sucesos o catástrofes originadas por riesgos diversos (naturales, antrópicos y tecnológicos), en un túnel carretero, realizando las actividades de control, mitigación y extinción de los agentes causantes de dichos sucesos (fuego, inundaciones y sustancias NBQ, entre otros), el rescate, el salvamento y la atención como primer interviniente de las personas afectadas y la rehabilitación de emergencia de las zonas o bienes concernidos, manteniendo operativos los vehículos, equipos, máquinas y herramientas de intervención, así como organizar los equipos y unidades bajo su responsabilidad y contribuir a la divulgación y cumplimiento de los principios y normas de protección civil, aplicando la normativa vigente en materia de inspección y planes de autoprotección en túneles.

Posteriormente el papel de la formación continua, el reciclaje, así como la realización de simulacros periódicos tendrá gran importancia en la operatividad de estos Equipos de Atención de Emergencias en túneles.

Instalaciones de Applus-TST para formación de intervinientes ante incendios en túneles

Todo ello se deberá poner en práctica y someterse a evaluación con la realización de simulacros internos (Es recomendable realizar uno cada cuatro meses), y en un gran simulacro anual, esta vez con la intervención de medios y servicios externos.

Así mismo, resulta de vital importancia la formación en materia de coordinación, gestión operativa y mando de todo el personal responsable de la gestión de emergencias en túneles.

Medios y Equipamiento Específico:

Desde el punto de vista técnico y operativo, un Equipo de Atención de Emergencias en túneles, debe contar con materiales y equipos específicos para la intervención ante emergencias e incendios dentro de túneles. Dentro de este tipo de equipamiento técnico, es de destacar la presencia de vehículos específicos para intervención ante emergencias e incendios en túneles. Algunos de los ejemplos más destacados son:

  • Vehículo Titán 1700 (En el Tunel de Somport y Frejus).
  • Vehículo Proteus (En el Túnel de Mont-Blanc).
  • Vehículo “Merkur” (En el túnel de Ucka, y Shangai).

En cuanto a equipos de protección respiratoria, la mayoría de los Equipos de Atención de Emergencias en túneles, pueden utilizar tanto equipos de respiración autónoma bibotella de circuito abierto, como equipos de respiración autónoma de circuito cerrado.

Formación con ERA Bibotella y vehículos específicos para intervención en túneles en instalaciones de Applus-TST

Los equipos de respiración autónoma bibotella de circuito abierto presentan una autonomía aproximada de 50 minutos, aportando durante todo este tiempo aire fresco al usuario, incluso trabajando en ambientes con altas temperaturas, cosa que los equipos de respiración autónoma de circuito cerrado, no consiguen; Los equipos de respiración autónoma bibotella de circuito abierto, no requieren de un entrenamiento tan específico y continuo, y además, su mantenimiento es más sencillo y económico que los equipos de circuito cerrado. Sin embargo los equipos de respiración autónoma de circuito cerrado presentan una autonomía mucho mayor, que puede llegar a las 2 horas, incluso desarrollando un esfuerzo somero.

Conclusiones:

A primera vista, puede parecer exagerado la necesidad de contar, en determinados casos, con equipos de atención de emergencias en túneles, pero la realidad nos demuestra que estos equipos, resultan imprescindibles ante situaciones reales de emergencia o incendio, como la que tuvo lugar el día 23 de diciembre de 2004 en el Túnel de Somport, fecha está en la que un camión cargado con 40 toneladas de maíz se incendió en el interior de este túnel.

El suceso tuvo lugar en la parte española a las 11:40 h. a la altura del nicho 33 en sentido España. Hasta la fecha, este ha sido el incidente más relevante en la corta historia del túnel de Somport. Este incendio supuso la activación por primera vez del Plan Conjunto Hispano-Francés para Emergencias en el túnel de Somport, y se movilizó a los medios de socorro externos de ambos países.

Así mismo, durante este episodio, se pudo constatar la efectividad y rapidez de los medios de detección del túnel y del personal del Equipo de Atención de Emergencias del propio Túnel de Somport, dado que inmediatamente se puso en marcha todo el dispositivo de intervención propio, y en 23 minutos se dio por sofocado el fuego. Y lo que es más importante, un incidente de tal gravedad se saldó sin ninguna víctima, sin heridos de consideración y con un daño mínimo para las instalaciones.

De esta manera, en situaciones de emergencia o incendios como el que tuvo lugar en el Túnel de Somport en diciembre del 2004, se pone en valor la importancia de contar con este tipo de Equipos de Atención de Emergencias en túneles, preparados y equipados específicamente para poder hacer frente a este tipo de emergencias de manera rápida, segura y eficaz.

Por:

Ignacio García Urquizo

Jefe de operaciones
Bomberos de Bilbao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *